• FQE

PARA SABERNOS OLA / UN PRESENTE DE LIBERTAD

Texto y Fotografías: Paula Souilhe, Carla Guzmán y Carolina Blumenkranc


Carla, Pau y Caro viven en tres puntos diferentes de la Argentina inmensa. Distantes entre sí, Capital Federal, Resistencia y Huawel Niyeo (Ing.Jacobacci) ofrecen imágenes que pueden parecer tomadas en la misma esquina. Es que un presente de lucha feminista atraviesa todo nuestro territorio plurinacional y plantea interrogantes con respecto al tiempo y al espacio. Quienes escriben estas líneas exploran las posibilidades: el presente como suma y expresión de todas las mujeres que lucharon en el pasado y lucharán en el futuro; las distancias que habitamos con nuestros pañuelos verdes se reducen a cero para sabernos juntas, para sabernos ola.




Un grito verde toma fuerza. Se contagia, se triplica como un eco, se expande, arrasa.

El presente es ese pasado de luchas que se fue volviendo cada vez más fuerte. La lucha por el aborto legal es una de ellas. Una causa que lleva más de 10 años, donde al principio eran unas pocas mujeres reclamando el derecho a decidir sobre sus cuerpos. En ese momento se hablaba de cuerpos de mujeres, hoy hablamos de cuerpos gestantes.


Jornada Federal por el aborto legal frente al Congreso de la Nación. Buenos Aires 2020 Foto: Carla Guzmán


Desde la Quiaca hasta Ushuaia, desde el Atlántico hasta la cordillera. Desde el límite de la selva misionera, hasta las salinas de Salta y Jujuy. Un grito verde retumba cual tambor de guerra.

En Chaco, el grito cruza caminando el puente sobre el Río Paraná y se mezcla con el grito de las voces de Corrientes.


Pañuelazo Federal sobre el puente que une Chaco y Corrientes. Fotografía: Paula Souilhe


En Trelew el grito abarca 15 cuadras, durante tres horas, y resiste a los policías que intentan acallarlo con palos y balas.

En Jujuy, una niña - una niña más - es obligada a parir mellizos producto de una violación.

En Huahuel Niyeo, las ñanas mapuche, entre muchas otras batallas del presente saben que la del Aborto Legal es la más importante porque les atraviesa el cuerpo, ese cuerpo originario que ya sufrió desprecio, vulneraciones de todo tipo, campos de concentración y exhibición racista en fotos y museos. Las ñañas saben que el cuerpo es su primer territorio y lo defienden.



La ñaña Fernanda es estudiante y comunicadora feminista mapuche. Fotografía: Carolina Blumenkranc Diciembre 2020


Escuadrones de caza brujas salen a la caza, con piedras, con mentiras. Pero el grito crece. Quema iglesias. Pinta paredes. El grito está furioso. El grito no da más de espera.


Vigilia por la votación en Senado del proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. 8 de Agosto de 2018. Resistencia. Chaco. Fotografía: Paula Souilhe


El grito hace vigilia mientras en el Congreso debaten. El grito celebra a los gritos la media sanción. Un grito verde, más verde que nunca.


Jornada Federal por el aborto legal frente al Congreso de la Nación. Buenos Aires 2020 Foto: Carla Guzmán


Y otra vez la vigilia. El grito espera en las calles. En la Patagonia el frío del aire es desgarrador, pero las hermanas - las lamien - prenden un fuego para esperar. Adentro los dinosaurios discurren y arremeten con la esperanza. Un silencio desolador que dura un instante abarca cada rincón del país. Pero el grito se recupera rápido y su eco truena. Sigue tronando. Verde. Gigante.


Entre cantos y alegría con los pañuelos en alto. Buenos Aires 2020. Foto Carla Guzmán


El 9 de agosto de 2018 no fue ley, y al otro día todo siguió igual: Los cuerpos gestantes que no desean gestar, siguen siendo, en el mejor de los casos, humillados y estigmatizados con abortos clandestinos. En el peor de los casos, son mutilados o muren. Los mismos fetos no deseados siguen sin nacer. Los "salvemos las dos vidas" siguen en sus casas y sus misas, sin salvar ninguna. Pero lo que sí cambió es la conciencia de muchísimes de nosotres.

Nosotres no binaries, nosotres negres, originaries, racializades, lesbianas, varones trans, bixesuales, mujeres cis, trans, travestis. Nosotres adolecentes, jóvenes, no tan jóvenes.



Encuentro Nacional de Mujeres. Trelew, 2018. Fotografía: Paula Souilhe


Jornada del 8M de 2019 en la Plaza de Los trabajadores ferroviarios, Huahuel Niyeo. Fotografía: Carolina Blumenkranc

7

Nuestros cuerpos ponen el cuerpo. Rostros cubiertos de gibre, vigilias, fogatas, canciones.


- Ahora que estamos juntes, ahora que sin nos ven, abajo el patriarcado se va a caer, se va a caer, arriba el feminismo y que sea ley, que sea ley –


Pañuelos verdes en las mochilas, en los puños, en balcones. Abuelas, madres e hijas compartiendo verde. El grito atraviesa el tiempo y recorre el país. El grito verde resiste y avanza, sin pausa y con prisa.



Distintas generaciones se manifiestan por el derecho a decidir en Huahuel Niyeo. Fotografía: Carolina Blumenkranc, Marzo 2019/Diciembre 2020



Mientras escribimos estas líneas, la legalización del aborto se debate nuevamente en Diputados. Se estima que el 10 de diciembre serán las votaciones. Estamos cada vez más cerca de poder decidir sobre nuestros cuerpos y que la clandestinidad sea parte de la historia. Cada vez más cerca de un presente de derechos, un presente de libertad.


119 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • Twitter - White Circle
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now