• Leandro Crovetto

DOCENCIA EN CLAVE CLOWN O ALFABETIZAR EN TIEMPOS DE PANDEMIA

Por Leandro Crovetto


Hace unos días fue centro de la discusión pública los dichos de la ministra de educación porteña, Soledad Acuña, sobre los docentes. “Son personas cada vez más grandes de edad que eligen la carrera docente como tercera o cuarta opción luego de haber fracasado en otras carreras. Pertenecen a "los sectores más bajos socioeconómicos" con poco "capital cultural". Fueron algunos de sus desafortunados (aunque no azarosos) dichos.

Automáticamente pienso en Diego, mi compañero. Docente de primer grado. Y pienso en todo lo que atravesó en este contexto de pandemia. Una pandemia que nos pegó a todes una cachetada.


¿Cómo alfabetizar a través de una pantalla? ¿Cómo educar sabiendo que les niñes de 6 años atraviesan angustias ante esta situación desconocida? ¿Cómo acompañarlos desde la docencia a la distancia?


Fui testigo del comienzo de sus clases virtuales. De sus reflexiones acerca del ser docente en este contexto y, tengo que decirlo, sus miedos y frustraciones. Al comienzo de la cuarentena obligatoria me decía que no quería ser docente así, que no se había formado para esto. Sin embargo, me animo a decir que esa postura fue cambiando con el correr de los días.

Con juegos, canciones y no sin dificultades fue haciendo uso de las herramientas que le proveía la plataforma Zoom.

Debo admitir que más de una vez se me piantó un lagrimón al “espiar” alguna de sus clases mientras trabajaba. Al escuchar la respuesta de les niñes, que en cada encuentro progresaban en su lecto-escritura. Y al verlo a él adaptarse a esta nueva forma de dar clases.


Diego además de docente es Clown y en el marco de pensar la ESI (Educación sexual integral) en la escuela creó junto con su compañera docente Nerina, “Justo y Carilina, expertos en cuarentena”, una serie de episodios audiovisuales destinado a les estudiantes de la escuela primaria y sus familias. Allí se presentan dos clowns que se proponen abrir un consultorio payaso para compartir sus conocimientos sobre la cuarentena. Los episodios fueron armados a partir de intercambios con les estudiantes que iban compartiendo con estes dos payeses sus miedos, sus dudas, su cotidianidad.


“Este trabajo busca narrar y problematizar los avatares de estes payases al intentar dar respuesta a las preguntas de les niñes y sus familias, en el intento de seguir sosteniendo el lazo en tiempos de distanciamiento.”


Dedicando muchas horas extras de trabajo es que crearon este proyecto cuyo último capítulo (hasta ahora) se estrenó en agosto para el día de las niñeces.

Pasaron muchos meses desde el caos que fue ese inicio del ciclo escolar. Y hoy él puede ver el progreso de sus alumnes cuando leen, o hacen sus primeras cuentas matemáticas.

En respuesta a los dichos por la ministra Acuña, Diego considera que cada docente cuenta con “capital cultural”. Él usa el Clown, otres usan la música para establecer vínculo con sus alumnes. Lo que hacen les docentes es poner ese capital a disposición.


“La docencia es buena pensarla como dicen varies autorxs: darles a las nuevas generaciones un mundo que ya está hecho y que al mismo tiempo se tiene que transformar. Y es entonces en ese cruce que une se aferra al propio capital cultural, a sus propios recursos”.


“Justo y Carilina. Expertos en cuarentena”. (Captura de Zoom)


Diego (Justo) en el aula previo a la pandemia.

54 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo