• Paula Souilhe, Carla Guzmán y Carolina Blumenkranc

DEVENIR COLECTIVA ENTRE LLAMAS.

Actualizado: 28 de oct de 2020

En Argentina, el 60% de las egresadas de las escuelas de cine son mujeres, sin embargo solo el 30% accede a la industria. Las integrantes de Xinéticas, colectiva audiovisual de mujeres

e identidades disidentes de Chaco y Corrientes, conocen la estadística y señalan que es aún peor “porque faltan las identidades no binarias”. Los roles feminizados, el elitismo, la

situación “sangrante” de las provincias, la necesidad de “apagar incendios” y el rol del varón

cis como acaparador de lo poco que hay, son los temas que recorrimos de la mano de las

chicas que hoy se paran de frente al esquema tradicional de la industria audiovisual y se disponen a entrar aunque haga falta patear las puertas.


Entrevista: Paula Souilhe, Carla Guzmán y Carolina Blumenkranc.

Fotógrafa de Xinéticas en intervención callejera ante hechos de vandalismos de sectores de la ilgesia sobre una muestra fotográfica feminista expuesta en la peatonal de Resistencia. Junio de 2018. Fotografía Paula Souilhe.



¿Qué experiencias dieron surgimiento al grupo? ¿Cómo fue el proceso de conformación?

En 2017, después de una suerte de conclusión y luego de haber transitado varios espacios e intentos de agrupación audiovisualista de la provincia, coincidíamos varias de las compas que estamos ahora en Xinéticas: el ego de los hombres cis que participaban acaparaban siempre toda la situación. Ellos se peleaban todo el tiempo y nosotres terminábamos agarrando el mango de la sartén que ellos ponían a calentar. Y éramos nosotres quienes en definitiva movíamos casi todo el frente. Hasta que pasaron un par de situaciones particulares donde algunos de los hombres fueron bastante agresivos con las compañeras. Entonces nos dimos cuenta de que no teníamos nada que hacer ahí y nos abrimos. Y desde que dejamos de participar esa agrupación se cayó, dejó de existir.

Por otro lado, dentro de las organizaciones de militancia en las que cada una participaba, las cuestiones de género pasaban a ser el último punto del temario que se trataba y nunca cambiaba nada.

En ese entonces empezaron las reuniones de la comisión organizadora del Encuentro Nacional de Mujeres que se hizo en Chaco. Y ese fue un puntapié muy importante para poder encontrarnos con otras compañeras audiovisualistas, fotógrafas, vestuaristas, todas del rubro. Vivíamos cosas muy similares y no estábamos tan cómodas dentro de los espacios donde activábamos. El Encuentro Nacional de Mujeres fue un antes y un después en la ciudad para todes.

En los inicios de Xinéticas éramos un montón, todes agotades del trato que recibíamos. Con el tiempo quedó un núcleo más pequeño, que somos les que ahora estamos activando acciones y actividades.

“Queremos filmar. Ninguna de nosotras tiene un largo filmado. Eso también nos impulsó a juntarnos”

¿Cómo transitaban su quehacer audiovisual antes de Xinéticas y qué cambió en sus miradas y sus prácticas desde que están juntes?

Luego del Encuentro Nacional de Mujeres que se hizo en Chaco, empezaron a aparecer cantidad de pibis en las marchas. Como grupa, vimos entonces la necesidad de poner la herramienta que conocemos, que tenemos a mano, al servicio de la visibilización de esas luchas.

El rubro de la música, por ejemplo, es muy machista en general. La mayoría de las actividades estaban plagadas de tipos. Programaban fechas y nunca ponían a una piba; a una disidencia, menos que menos y una termina naturalizando que eso es así. Pero la militancia en Xinéticas te hace un clic. Te das cuenta que las mujeres que están dentro de la música son más de las que pensás y que es eso lo que tenés que mostrar. Te hace poner la cámara y los conocimientos para visibilizar a aquelles que no lo están.

Hicimos coberturas colaborativas antes de la pandemia, en el rockesdelespibis, una plataforma de Instagram que visibiliza a aquellas personas que los medios hegemónicos no potencian. Hoy en día hay un montón de nuevas artistas del espectáculo de la música que están pisando fuerte en ambientes más armados como los premios Gardel. Esos espacios se los fueron ganando y me parece que es importante agruparnos para mostrar eso también, esa irrupción en espacios que ya están armados y que deberían tener otra forma, una forma más inclusiva.

“Siempre nos importó que Xinéticas sea regional, queremos que la grupa crezca. Ahora tenemos un compa de Misiones. Estamos tratando de que se incorporen más personas”.

¿Cuál es el objetivo estético y político del grupo y qué tipo de producciones realizan para abordar ese objetivo?

Justamente hace un par de semanas estuvimos preguntándonos cuáles son nuestros objetivos, porque Xinéticas se arma con una cuestión de inmediatez, por algunas circunstancias y ituaciones concretas. Y en realidad, desde que conformamos el colectivo, vamos apagando incendios. Obvio que todes tenemos más o menos en mente lo mismo, porque por algo estamos juntes y nos entendemos. Con tres o cuatro cosas ya activamos, nos hacemos el aguante. Una propone una cosa y las otras van. Así planificamos las cosas.

Xineticas tiene varias patas: una pata es la lucha por los Derechos a nivel provincial. Participamos en las luchas por el cupo, la paridad y la perspectiva de género.

Hay otra pata que para nosotres es fundamental y muy importante. Chaco, Formosa, incluso Corrientes, son provincias donde no hay una escuela de cine ni una industria audiovisual. Eso hace que siempre estemos unos pasitos atrás de la mayoría de las provincias de la Argentina o por lo menos de las grandes provincias que tienen una industria súper desarrollada y tienen escuela de cine. En nuestra región, la formación viene de otros ámbitos como comunicación social, arte, fotografía. Por eso, una actividad importante de Xinéticas, es la de generar capacitación para las compas. Creemos que esa es la manera de federalizar la mirada, porque pareciera que nunca somos lo suficientemente aptas para ser directoras de fotografía o para hacer dirección de Cine. Incluso, algo que estamos cuestionando es que acá hay una tecnicatura en audiovisual y las materias de realización están dadas por hombres cis, mucho de los cuales no tienen título. Entonces, ¿por qué ellos sí están en esos lugares y otres identidades que son licenciades en arte visuales, por ejemplo, no pueden estar?

Luego tenemos una tercera pata que es la intervención en lo inmediato. Exponer o visibilizar determinadas violencias que suceden a las mujeres o a las identidades disidentes. Hace poquito una de las compañeras de Xinéticas armó un video sobre un tipo que sale en moto y golpea a mujeres acá en Resistencia. Muchas mujeres lo denunciaron, pero la policía no hizo nada. Entonces se hizo este video para poner en advertencia a la comunidad sobre lo que estaba pasando.


Fotógrafa y cineasta de Xinéticas en el 32 Encuentro Nacional de Mujeres. Trelew, Octubre de 2018. Fotografía: Paula Souilhe.


“Más allá de que la pandemia nos destartaló a todes, queremos preguntarnos qué plan tenemos realmente con Xinéticas”

¿Qué proyectos están llevando a cabo o están en agenda? ¿La pandemia afectó el trabajo de Xinéticas?

Una cosa que tenemos en el tintero es proponer un tarifario inicial a nivel provincial, porque es una consulta que tenemos constantemente. Muchas veces une se guía con los tarifarios de la industria a nivel nacional, pero sabemos que acá la forma de producir realmente es distinta, una cosa es cuando alguien viene con un proyecto, que tiene dinero, que tiene un fondo y vos decís “bueno nos fijamos en el talonario de SICA”, pero hay muchas veces que viene alguien que es un emprendedore que está arrancando con su proyectito y no le podés poner un tarifario, entonces ahí entran un abanico de posibilidades. Muchas veces se hace trueque, te manejás de otra forma.

Antes hablamos un poco de las capacitaciones y creemos que es necesario, nos había urgido hacer capacitaciones muy breves, concisas y puntuales, sobre todo invitar a las personas trans a que las tomen. Toda esa cuestión de redes sociales, pequeñas cositas de edición que por ahí son súper sencillas y al mismo tiempo habilitan a una fuente de trabajo. Hace la diferencia saber dos o tres boludeces de edición en Premiere o Photoshop ¿no? Y por ahí

nosotres lo sabemos de tanto usarlo o porque indagamos más o tomamos un curso, por lo que sea. La idea es transmitir un poco esos conocimientos a otres.

También habíamos organizado capacitaciones para el Gleyzer, se organizaron dos capacitaciones para acompañar los proyectos Gleyzer de la región y ahora estamos acompañando dos proyectos de Mecenazgos en Capital Federal, para bajar capacitaciones, una de continuidad y capacitación de actores y otra del colectivo de técnicas.


¿Cómo viven ustedes en Chaco y Corrientes el acceso al trabajo, a la posibilidad de hacer películas, a financiamientos, concursos, etcétera?

En el 2018, el Sindicato de Cine Argentino, sacó una encuesta muy copada donde se puede ver que encima de la poca inserción de las mujeres en la industria, los cuatro roles más destacados tienen que ver con roles feminizados: maquillaje, dirección de arte, producción y vestuario. Y a esa estadística le agregamos una más que propone el SICA: en el año 2018 de 260 películas aproximadamente, solamente una se filmó en Chaco, no película sino producto INCAA, podemos detectar que la territorialidad, la falta de federalización y lo federal como una cortina de humo genera una tremenda desigualdad. Y así nuestras posibilidades de acceso se vuelven cada vez menores.

El INCAA no tiene una política con una visión federal real, hay intentos de federalizar cuestiones pero siempre esos intentos son “quédate con lo que hay” y después empieza a mediar la burocracia. Al ser habitantes de provincias todo se dificulta mucho más. No hay una política de igualdad y equidad territorial. Y si, al hecho de que somos mujeres e identidades diversas le sumamos el territorio como una condición de opresión más, entonces estamos en el horno.













Todas las actividades que plantea la colectiva tienen mirada antipatriarcal.


¿Qué estrategias consideran necesarias para construir artes audiovisuales Federales, inclusivas y con Paridad de Géneros?

Las estrategias son: formar redes entre nosotres, compartir el conocimiento, acompañar los proyectos, ocupar los espacios de discusión y los que da el estado para presentar proyectos. Motivar a eso, acompañar a quienes están en ese camino. Se le pide al INCAA hacer un monitoreo en las provincias teniendo en cuenta variables territoriales, de género y de capacitación.

En el NEA están las provincias más vulnerables. Fuimos postergadas con respecto al acceso al conocimiento. Y el cine al ser tan elitista, siempre estuvo en Capital Federal, los centros de conocimiento siempre estuvieron allá. Es una desidia pretender que una persona que habita una de las provincias más vulnerables de la Argentina tenga la estructura económica y la capacidad de irse a Buenos Aires a especializarse y encima filmar. Decimos las cosas como son y hablamos del cine como un lugar elitista. Empezamos a pedir estadísticas y datos que nos permitan vernos desde esos lugares para empezar a pensar estrategias. Hoy no lo tienen. Eso es lo primero y de ahí en más, empezar a pensar cómo acceder desde nuestras posibilidades.

También pensar estrategias a nivel provincial y la federalización de la provincia hacia adentro, porque hay un montón de miradas que con esta pandemia vinieron a tener voz mediante reuniones zoom, entrevistas, convocatorias o conversatorios. Pero si no, no se las escuchaba. Básicamente nos referimos a la mirada indígena, esa mirada que cuenta otros relatos. Y ya no ser les criolles les que lo hagamos y exoticemos su mirada y forma de vida. Corrernos de esos lugares.


¿Qué críticas tienen hacia los organismos del Estado que en este momento están a cargo de las políticas de desarrollo audiovisual?

La realidad es que es muy caro filmar, muy caro hacer cine, en Argentina en general y nosotras mucho más en particular. No es algo que se pueda hacer de manera independiente. Siempre se hace mediante el estado o los fondos de ayuda. El 90% de los casos es mediante los fondos del estado, entonces la que nos queda y a la que apostamos es a estar metidas en todas las discusiones posibles. Tener representantes en cada mesa de discusión. Si hay reunión de INCAA meterse ahí. Porque el cine está atrasado, re vetusto. Hoy estamos en el cine hablando de paridad y tenemos un presidente del INCAA diciendo que nunca vio violencia en la institución.

Se tienen que acabar las intersecciones. Está lleno de intersecciones y siempre los lugares que te dan son desde habitar esas intersecciones y se tiene que acabar eso. Hasta que no estemos todes desde nuestros lugares el cine no puede seguir diciéndose lo que dice ser. Al cine y a la producción audiovisual le falta un montón. Entendemos las resistencias porque es una herramienta muy poderosa. Porque cuando ganás terreno ahí, no te para nadie. Creemos que lo saben quienes manejan el poder y por eso retrasan estas discusiones; y por eso creen en las intersecciones y creen en otros conceptos de cine en los que nosotres no creemos.

Al estado provincial le exigimos también la puesta en marcha de determinadas capacitaciones y posibilidades. Hace 10 u 11 años se creó la dirección de cine, donde se largaban concursos, por ejemplo: el ARPA que incluía Paraguay y Norte de Argentina. Eso desapareció. También había un fondo de fomento. Conocimos muchas personas que se lo ganaron en su momento. También organizaban capacitaciones específicas. Venían capacitadores de todo el país y podías acceder mínimamente a una formación o a un concurso, a una estimulación. Es muy importante el estímulo y tiene que ver con esta cuestión de apoyo al desarrollo del proyecto. Y nosotres, les que venimos transitando hace rato, sabemos que es una decisión absolutamente política. Es una decisión política invertir en cultura.


Xinéticas interviniendo fotografías que habían sido dañadas con consignas misóginas por sectores de la Iglesia Católica. Resistencia, Junio de 2018. Fotografìa: Paula Souilhe.



Flyers de promoción de las actividades de la colectiva

Virginia Romero, integrante de Xinéticas, en el rodaje de la serie “Otrxs Mundos” sobre

comunidades afectivas y familias elegidas. Octubre de 2019. Fotografìa: Paula Souilhe.

37 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo