• Alejo Costa

FRACTAL ETERNO

Por Alejo Costa.


En esta fotografía veo al músico callejero como un verdadero maestro, convive, percibe y transita las variantes adyacentes de su entorno, yace en su pequeño casillero mientras las horas pasan a un ritmo constante, no así, las personas a su alrededor, unas caminan de forma apresurada, intentando llegar donde sus pensamientos lo establecieron antes que el tiempo se agote y otras se detienen sin importar el caudal de minutos que derraman a su alrededor. El músico aprendió a utilizar el tiempo a su favor y lo convirtió en vibración, ritmo y frecuencia, aprendió a transformar estas variantes en notas y melodías, quien se detiene a oírlo también se detiene en el tiempo, el entorno se congela, el músico toma el control, el tiempo de su oyente, lo

rapta de su realidad caduca, lo hipnotiza hasta que el encanto termina al unísono que el instrumento cesa su ejecución. Mientras tanto él no se da cuenta que en mis manos también hay un objeto que congela el tiempo, y quizás yo tampoco note que alguien me tiene capturado a mí.


23 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo